Las reformas permiten a México entrar a una nueva etapa de desarrollo

Jesús Alberto Cano Vélez (*)

Luis-Videgaray-Caso-3

Así lo sostuvo el Secretario de Hacienda mexicano la semana pasada al presentar el presupuesto de egresos del Gobierno Federal para 2015, en su comparecencia en la Cámara de Diputados, ya que con las nuevas reformas estructurales y después de las leyes secundarias, era momento oportuno para iniciar el cambio profundo y reactivar la economía.

Luis Videgaray señaló que los datos económicos recientes confirmaban la recuperación de la economía, tanto por factores internos como externos.

“Las exportaciones, el empleo, el consumo y la inversión han repuntado,” sostuvo, “lo cual es reconocido por agencias y analistas internacionales, así como por participantes del sector privado mexicano.”

En su participación y análisis como parte de la glosa del segundo informe de gobierno, destacó que el Presidente dio cuenta de los cambios transformadores en los primeros 21 meses de su gobierno.

”En materia de política económica, esas reformas y estos cambios tienen como objetivo que la economía crezca más aceleradamente y de forma sostenida; y que se generen empleos de calidad y bien remunerados, en beneficio de las familias mexicanas,” dijo.

“Se ha superado el escepticismo que existía hacia nuestro país, en que se consideraba que nuestra democracia no sería capaz de generar los acuerdos para el cambio.” Pues, “en democracia fue posible construir once reformas que representaron un conjunto de horas de debate, de discusión; 58 modificaciones a la Constitución, 81 cambios a leyes secundarias y la creación de 21 nuevas leyes.”

La empresa calificadora Moody’s podría subir la calificación soberana de México en 2015, de cumplirse el escenario macroeconómico proyectado por el gobierno en el paquete económico para el próximo año.

No obstante la estimación de Moody’s sobre las proyecciones macroeconómicas del país, son más moderadas y la calificación actual de riesgo crediticio de México es consistente con esta visión austera de la economía. La consideración de un cambio en la calificación, lo más probable es que sea en 2016.
En ese año seguramente se modificará la tendencia de creciemiento de la economía pero al mismo tiempo será muy temprano para querer evaluar el resultado de las reformas.

Pero es evidente que la inversión fija bruta, que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo, y de construcción, registró el mejor resultado en los últimos 13 meses, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Esa variable creció 2.2 por ciento en junio respecto del mismo mes del año pasado, donde la inversión en maquinaria y equipo creció 3.7 por ciento y la de construcción en 1.3 por ciento en 2014.

* * *

También han sido momentos de innovar y reaccionar a los retos de la crisis económica que ha causado dificultades, recesión y estancamiento en otras partes del orbe.

Así, en Europa han avanzado en su estrategia de dejar atrás el estancamiento y la amenaza de una deflación. Al Banco Central Europeo, bajo la presidencia del italiano Mario Draghi, las cosas le han salido bien, no obstante haber tenido que contravenir las preferencias expresadas por el gobierno Alemán.

Europa está en una tesitura difícil, está en una lenta caída, que amenaza con llevar a Europa a un largo período de estancamiento y deflación y a una “trampa de liquidez” al estilo japonés: recesión con deflación.

La labor que enfrenta es diferente, lo que hay que lograr es que la economía se vuelva a mover, que el crédito fluya de nuevo, de los bancos a las empresas y a las familias; que se reactive el gasto, el consumo y la inversión, para que regrese el crecimiento económico y la generación de empleo.

Hay que imaginar nuevas cosas y esas son los ejemplos que dio Estados Unidos desde hace dos años: con una política monetaria expansionaria, como la compra de activos. El BCE hace precisamente eso, pero es con activos de las empresas. También debe recurrir a la política fiscal, que no es fácil por los límites alcanzados de endeudamiento de los gobiernos europeos.

De ahí la importancia que tiene moverse con políticas monetarias expansionarias; políticas de finanzas públicas keynesianas de forma temporal; y compra de activos financieros del sector privado que tienen como contraparte, actividades productivas de las empresas privadas, tenedoras de esos activos.

Falta ahora esperar que Draghi logre combinar medidas que sean congruentes con la limitación de estar utilizando la misma unidad de moneda –el euro– y por tanto que no derive usufructo de lo que pertenece a otro país.

(*) Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A.C.
@acanovelez

avatar cano para blog

Europa decide actuar para reactivar su economía

zona-euro-agencia-ap_81934-L0x0

Jesús Alberto Cano Vélez(*)

El Banco Central Europeo, BCE, liderado por su presidente italiano Mario Draghi, sorprendió a los mercados financieros del mundo la semana pasada, al anunciar un viraje inesperado de la política monetaria para la zona euro, al declarar la aplicación de una serie de políticas orientadas a rescatar varias de sus economías que se han estancado en la recesión y ahora corren los peligros inminentes de una deflación.

Dicha decisión, pese a la oposición del poderoso Banco Central de Alemania, evidencia la urgencia de los esfuerzos para impedir que la extremadamente baja inflación descarrile la recuperación de la zona euro.

Es sabido del peligroso efecto de la deflación en un país, por sus resultados que dificultan salir de la recesión y recuperar el crecimiento.

Las medidas que finalmente fueron tomadas, una vez que los países europeos decidieron actuar, con un recorte en las tasas de interés y un nuevo plan de estímulos a las economías de la región.

El Banco Central Alemán se había opuesto pero al final, fue una decisión a destiempo, aplicada muchos meses después de las determinaciones tomadas tiempo atrás por los Bancos Centrales del Reino Unido, de Japón y de Estados Unidos.

Generaron respuestas preocupantes en los mercados financieros europeos, como una importante caída de más del 1% en la cotización del euro frente al dólar, y la elevación de los precios de las acciones y bonos en sus mercados. Como consecuencia, el euro cayó en su nivel más bajo de los últimos 14 meses, tras el anuncio del recorte de tasas del BCE.

Tanto se tardó el Banco Central Europeo en actuar, que tomó sus decisiones a destiempo de lo que estaba ocurriendo con economías que sufren de similares problemas, como las fuerzas recesivas que surgieron a partir de la gran recesión que inició en 2007 y ha venido reapareciendo en los países todavía en estos tiempos, no obstante esfuerzos fallidos para salir de la recesión.

Mario Draghi, detalló una larga lista de acontecimientos preocupantes que llevaron a la entidad que dirige a tomar cartas y actuar, como el estancamiento en el crecimiento de sus economías, y la débil inflación. En cuanto a esta, dijo: “En agosto observamos un deterioro del panorama inflacionario a mediano plazo, con un movimiento a la baja en todos los indicadores de inflación. Y la mayor parte, si no es que la totalidad, mostró que la recuperación de la recesión de nuestros países estaba perdiendo impulso.”

A la vez ocurrió que el ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, indicó ante un grupo de legisladores de su país, que su economía, la mayor economía de la zona euro, podría no cumplir la meta de crecimiento para el año en curso, fijada en 1.8%, cuando hace dos meses el mismo parlamentario había previsto que la excederían.

Aunque el BCE no tiene una meta respecto al valor del euro, su tipo de cambio se ha vuelto un canal de transmisión importante para que dicho Banco Central influya sobre la actividad económica y la inflación. Por lo tanto, un debilitamiento del euro impulsa las exportaciones y agrega inflación mediante el alza de precios de los bienes importados como el petróleo.

Por su parte, también, los coletazos de la decisión del BCE ya se sienten en otras partes de Europa. Por ejemplo, el Banco Central de Dinamarca, un país que no forma parte de la zona euro, redujo una de sus principales tasas de interés y la dejó negativa, tras el anuncio del BCE. Igualmente, la caída del euro aumenta el riesgo de que el Banco Central de Suiza se vea obligado a defender el valor máximo que le permite alcanzar al franco suizo en relación al euro, sostienen los analistas.

Draghi pareció respaldar el reciente descenso del euro al resaltar que podría reducir “diferencias significativas y crecientes en los ciclos de política monetaria de las principales economías.”

Así, el BCE redujo su tasa de referencia en 0.1 punto porcentual a 0.05%. Además, recortó una tasa sobre los depósitos bancarios a territorio aún más negativo de -0.1% a -0.2%; de manera que pasó a ser, en junio pasado, el mayor Banco Central en experimentar con tasas de interés negativas sobre los depósitos, una medida orientada a estimular a los Bancos a prestar a otras instituciones en lugar de guardar su dinero en el Banco Central.

Una serie de desalentadores datos económicos llevó al Banco Central a redoblar sus esfuerzos. El producto interno bruto de la zona euro se estancó en el segundo trimestre del año; las economías de Alemania e Italia se contrajeron, mientras que la de Francia registró un crecimiento nulo. Las encuestas entre empresas en julio y agosto apuntan a un magro comienzo del tercer trimestre.

La tasa de desempleo en la zona euro ascendió a 11.5% en julio, y la inflación apenas alcanzó 0.3% entre agosto de 2013 y 2014, el menor nivel de los últimos cinco años, cifra muy distante de la meta del BCE de poco menos de 2%.

En síntesis, la zona euro acusa un rezago importante frente a otras economías desarrolladas, como la de EE . UU., y el Reino Unido, cuyos Bancos Centrales han combatido los efectos de la crisis financiera global con más energía en un empeño por estimular sus economías e impedir que caigan en deflación.

(*) Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A.C.
@acanovelez

Las perspectivas económicas mejoran por las Reformas Estructurales Promulgada

Jesús Alberto Cano Vélez (*)

2343

Estamos rodeados de países –determinantes para nosotros en su influencia económica– con evoluciones muy disímbolas en su crecimiento, como son los casos de Estados Unidos y Brasil, por un lado, y las naciones que conforman la Comunidad Económica Europea, por el otro.

El primero y más cercano a México –EE. UU.– está creciendo con gran dinamismo en su segundo trimestre, a 4.2% anual, después de una contracción de 2.1% en su primer trimestre, a causa de tormentas históricas de nieve en una parte importante de su geografía. El otro gran vecino al sur –Brasil– acaba de entrar en recesión, a consecuencia de dos trimestres consecutivos de contracciones en el PIB, -0.2% y -0.6% a ritmos anuales.

Nuestro vecino al norte está viviendo una recuperación económica robusta. El gasto de las empresas en nuevos edificios, maquinaria e investigación y desarrollo, en todo el segundo trimestre, aumentó más de lo estimado por los planes de inversión previamente reportados.

Las cifras definitivas del trimestre confirman que el crecimiento registrado –de 4.2%– fue firme, lo que corresponde a los datos recientes del fuerte crecimiento del empleo y mejoras en otros indicadores, según declaró el presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, J. Furman.

La peor recesión desde la Gran Depresión de los años 30`s del Siglo pasado, inició en 2007 y finalizó en 2009, pero su recuperación ha sido irregular y contenida, como se aprecia por las cifras económicas de México y los otros países que la vivimos, y que con el paso del tiempo se han ido revelando, dando preocupación de una prolongada desaceleración o inclusive la amenaza de una nueva recesión.

De ahí que el crecimiento medio de la economía mexicana en 2014, ha sido de un débil 1.48% en el primer semestre del año en curso, mientras que las proyecciones de la SHCP, para todo el año son de un crecimiento en el PIB de 2.7%, que para que se dé, tendría que crecer cerca del 4% a ritmo anual en el segundo semestre.

Tanto EE. UU., que ha aplicado políticas económicas complementarias, para hacer posibles sus metas de crecimiento, como las autoridades mexicanas, que ya promulgaron varias reformas estructurales y que parece que piensan hacer algo más, con algunas medidas de protección en materia de la industria del calzado.

banxico-carstens1Para el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, las reformas estructurales llegaron “justo en el momento en que México las necesitaba” cuando ya eran urgentes, para encender los motores internos que permitan el crecimiento, el cual podría llegar a tasas de cinco por ciento anual para 2018.

“Pienso que es una proyección realista, de hecho el Banco de México ha aseverado en diferentes informes que esperamos que la economía pueda crecer a niveles cercanos, y si no, superiores a cinco por ciento al cierre de esta administración.”

“Gracias a esas reformas y a la estabilidad macroeconómica tenemos las condiciones para resistir posibles episodios de volatilidad internacional, por probables salidas de capital, debido a la normalización de las políticas monetarias en el mundo.

“El gran reto que tiene México hacia adelante es mejorar la productividad, la cual no ha crecido desde 1993, y es el gran reto que debemos enfrentar en el país para que el pastel sea más grande” subrayó. “Las reformas estructurales permitirán la generación de más empleos con mayores salarios y una mejor distribución del ingreso.”

Dijo el gobernador del Banco de México que para lograr crecimiento con estabilidad se necesita:

1. Mantener una disciplina fiscal que permita que la deuda pública sea baja

2. Una política monetaria enfocada a mantener la inflación baja y estable

3. Tener un sistema financiero sano y sólido

4. Tener un régimen de tipo de cambio flexible

5. Tener cuentas externas en niveles reducidos y financiables; y

6.Tener reservas internacionales altas para enfrentar cualquier contingencia

(*) Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A.C.
@acanovelez

avatar cano para blog

La Banca de Desarrollo en México y la situación de la política monetaria de EE.UU.

VALORES4NOV

 

 

 

 

 

 

 

Jesús Alberto Cano Vélez (*)

La banca de desarrollo mexicana registró importantes aumentos en el crédito anual concedido, a junio del año en curso, como parte de su misión de promover la actividad económica del país en los segmentos que le corresponde atender a cada una de las instituciones.

De esa manera, los seis bancos de desarrollo registraron un crecimiento de 18% en el crédito anual a junio, un aumento de prácticamente el doble de lo que creció el crédito de la banca comercial, al primer semestre del año, comparado con el mismo período del año anterior.

Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la institución financiera de desarrollo que reportó el mayor crecimiento fue el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (BANSEFI) que creció su cartera 102 por ciento, al pasar de $206 millones a $416 millones en el período anual a junio de 2014.
Por su parte, le siguió en crecimiento la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) con un aumento de 32% en los créditos otorgados durante el mismo período anual, pasando de $33.0 mil millones de pesos a $43.5 mil millones de pesos.

En tanto, el Banco Nacional de Comercio Exterior (BANCOMEXT) reportó un aumento de 22% de crecimiento en el año que concluyó en junio pasado, alcanzando un monto de financiamiento de $91.9 mil millones este junio, contra $75.3 mil millones al mismo mes del 2013.

El Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS) tuvo un crecimiento en su financiamiento de 21% en el año, pasando a $278 mil millones a junio de este año, mientras que en el año anterior alcanzó $231 mil millones de pesos.

Ese comportamiento de la banca de desarrollo –junto con las reformas estructurales aprobadas– fue significativo en la importante recuperación del crecimiento de la economía nacional, del 1.26% registrado en todo 2013, al 1.48% anual alcanzado en el primer semestre del año en curso, rumbo al 2.7% anual del resultado proyectado por la SHCP para este año.

Las expectativas para el segundo semestre de 2014 son buenas para la economía mexicana, pero para llegar al 2.7% de crecimiento anual proyectado para este año, la economía tendría que crecer cerca del 4% a ritmo anual en el segundo semestre para que el 1.48% anual del primer semestre pueda cerrar en 2.7% para todo el año. Difícil, consideran algunos, pero no imposible.

En cuanto a Estados Unidos, el Banco Central de Reserva de ese país estuvo reunido en el llamado simposium anual que tradicionalmente organiza en Jackson Hole, en el estado norteño de Wyoming, con todos los pensadores monetarios y académicos que invitan y atraen, para analizar la situación monetaria de Estados Unidos y sus efectos en el resto del mundo.

Fue la “presentación en sociedad” de la flamante nueva presidenta de la Fed, Janet Yellen, que fue electa su presidenta a principios de este año, y ha estado insistente en la lucha contra la amenazante recesión, que está afectando a los europeos y de una forma u otra, a muchos otros países.

Su preocupación central es el elevado desempleo en Estados Unidos. Ha expresado que quiere evitar un aumento en las tasas, que golpee a los mercados financieros y a la economía y la obligue a retroceder, porque hasta que la Fed suba las tasas de interés, de referencia desde el actual nivel cercano a cero, a horizontes más normales, habría poco espacio para maniobrar en caso de que la economía amenazara con encaminarse hacia otra recesión.

El sábado pasado en la mañana, en el uso inaugural de la palabra, desestimó las presiones que había estado recibiendo, con insistencia, de que el banco central norteamericano subiera las tasas de interés de referencia, para enfriar un poco lo que algunos consideran peligroso para generar presiones inflacionarias; pero por su insistencia en que todavía no se llega al pleno empleo, no dio fecha para esa subida, fuertemente demandada por algunos.

Estaban previstos a tomar la palabra, el domingo, Ben Bernanke, su antecesor así como varios presidentes de los múltiples Bancos Regionales que integran la Reserva Federal, donde podían hacer sentir sus preocupaciones y recomendaciones. Dijo David Lipton, Primer Subdirector Gerente del Fondo Monetario Internacional, que el desafío que enfrentan Yellen y la Fed es apoyar la recuperación, porque la política fiscal (de gasto público) “ya no es un recurso, por razones políticas y económicas.”

También estaba previsto que hablara el Presidente del Banco Central Europeo, que ha sido muy reacio en utilizar el instrumento macroeconómico de la tasa de interés a que presta, no obstante que la mayoría de los países europeos, incluyendo Alemania, Francia e Italia se encuentran en recesión o cerca de ella.

(*) Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A.C.
@acanovelez

avatar cano para blog

La economía mundial pasa de nuevo por momentos de riesgo recesivo

20-08-14 recesión mundialPor Jesús Alberto Cano Vélez

La economía mundial sigue con dificultades para dejar atrás los efectos de la “gran recesión” que surgió de Estados Unidos y se esparció por el mundo a inicios de 2008, afectando las economías de los países –a algunos más y a otros menos– y no se ha resignado a desaparecer, porque de repente da señas de que se fue y luego, otras de que regresó.

Siguen existiendo muchas distorsiones en las economías de países, en un mundo en el que algunos se portan bien mientras otros actúan mal; y no contamos con instituciones o procedimientos efectivos, como en otras épocas, para poner orden en las relaciones económicas y financieras entre las naciones.

Las instituciones nacidas de Bretton Woods, que fueron muy importantes para los países de Occidente, parecen no tener ya formas de regular el comportamiento entre todas las naciones, porque los “vasos comunicantes” como son los instrumentos de comunicación que utilizan los ciudadanos de casi todos los países, establecen todavía más limitantes.

Europa, por ejemplo, da de nuevo señas de que su situación económica está incierta. Sostienen analistas económicos que mientras persistan los altos niveles de deuda en el Continente y no se reduzcan a cero los desequilibrios de cuenta corriente de sus balanzas de pagos, y los de sus finanzas públicas, el crecimiento económico de la región continuará en deterioro.

Luego, complica más la ecuación, la existencia de centros de poder que integran a países en alianzas opositoras, expandiendo la dimensión de lo complicado, mientras que los europeos no disponen del instrumento monetario de ajuste, porque todos comparten la misma moneda, el euro.

Tan mal está su situación económica, que la comparan desfavorablemente con la crisis latinoamericana de la década de los 80’s, cuando los principales países se vieron en apuros; pero tomaron medidas de ajuste en sus políticas macroeconómicas –monetarias y fiscales– y la actividad productiva pudo fortalecerse y su deuda externa dejó de crecer.

Además, los países grandes del viejo continente, que podrían ser un factor compensatorio, por ser los motores de crecimiento de que dispone Europa, no se encuentran en condiciones bonancibles. Alemania, por ejemplo registró una contracción de 0.2% en su PIB, recientemente, por la debilidad registrada en los sectores del comercio exterior y la inversión; Francia reportó un crecimiento nulo por segundo trimestre consecutivo; e Italia con -0.2 cayó en recesión por tercera ocasión desde 2008.

De ahí que Paris y Roma han intentado inclinar la política de la Unión Europea hacia medidas que impulsen el empleo y el crecimiento, en vez de fomentar la reducción de la deuda, pero Alemania y otros solo lo han apoyado con palabras, y poco.

Los demás países de la zona euro tuvieron desempeños ligeramente mejores. Holanda, por ejemplo, revirtió la contracción del primer trimestre para registrar un crecimiento de 0.5%, Austria 0.2%, y Finlandia un 0.1%, dejando atrás una breve recesión.

Pero se oyen palabras de discrepancias con los resultados de las políticas de Alemania y Francia. El jefe del Bundesbank dijo la semana pasada que la política monetaria de la zona euro no debería tener como objetivo un debilitamiento del euro. “Los estados del bloque deberían tomar medidas para impulsar el crecimiento de forma individual, indicó, en rechazo a los llamados de Francia para que Alemania y el Banco Central Europeo tomen acciones.

Por su parte, la Comisión Europea dijo que el informe del PIB del jueves pasado muestra la importancia de aplicar reformas estructurales. “El actual ajuste en la zona euro, hoy en día, tiene que ver con un profundo cambio estructural,” comento el portavoz de la Comisión Europea, “Los acontecimientos externos podrían incrementar la incertidumbre, pero las bases permanecen intactas,” -dijo.

Finalmente, el ministro de economía de Alemania, Sigmar Gabriel, sostuvo que la desaceleración del país se produjo por las amenazas geopolíticas en Europa del Este y Oriente Medio y por la debilidad general de la zona euro. Sin embargo, consideró que el PIB alemán debería avanzar en lo que queda de 2014, pero admitió que los riesgos del exterior se han incrementado.

Y en nuestro Continente, el Banco de México recortó otra vez la previsión anual del PIB, en la que ahora prevé una expansión de entre 2 y 2.8%, con lo que ajustó el rango anterior de entre 2.3 y 3.3%.

Mientras, nuestro vecino al Norte, planteó un cambio histórico en su política monetaria ahora que Janet Yellen, Presidenta de su Banco Central de Reserva, comunicó que “prefiere luchar contra la inflación que enfrentar otra depresión económica.” Es decir, está decidida a no subir la tasa de interés en el corto plazo para no poner en riesgo la frágil economía de su país.

avatar cano para blog(*) Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A.C.

Enfrentemos un futuro más de nuestro tamaño con los instrumentos legales y económicos que nos demos

Jesús Alberto Cano Vélez (*)

igae-alza

El mes de julio del año en curso vio el inicio del regreso de México a aspirar a ritmos más acordes con sus metas de crecimiento de largo plazo. En ello jugarán papel destacado actividades diversas como la industria automotriz; la construcción de vivienda; el turismo, y el sector de los energéticos en petróleo, gas y muchos más.

Ya comentábamos en recientes semanas la imponente evolución de la industria automotriz que está situada en México con su nuevo papel de excepcional crecimiento, por empresas ya existentes, de todo el mundo, y con las que han iniciado su llegada para Estados producir aquí, dado el cercano mercado que constituye Estados Unidos de Norteamérica.

Evidentemente la parte más importante de este sector, es la relacionada con los automóviles de diferentes tamaños, pero también destaca la producción de camiones de carga y de pasajeros grandes, que se han estado produciendo en México por años. Algunos provienen de empresas extranjeras y otras son proyectos locales en talleres de gran calidad y eficiencia.

Pero la economía mexicana es afortunada también por su diversificación en lo que produce. Por ejemplo, ya estamos viendo la industria aeroespacial, que no obstante de tener relativamente pocos años en el país, ya está iniciando la producción de partes de aviones y aviones pequeños, así como potentes motores para aviones grandes de cientos de pasajeros.

El tamaño y diversificación de nuestra economía da fortaleza y provee trabajadores para actividades de alta tecnología que se van a necesitar en mayores números; y en ello deberá jugar un papel principal la planta educacional del país que todavía requiere crecer y profundizar en sus conocimientos, disciplina y capacidad, donde se necesita orden y calidad.

Las reformas estructurales que se promovieron y las leyes que se promulgaron en los últimos dos años, serán extraordinariamente valiosas e importantes para lo que viene y requiere México.

Por ejemplo, la eliminación que debe ocurrir en los dañinos controles monopólicos que han operado en el país, restan competencia y obstaculizan el establecimiento de empresas nuevas que deberán introducir tecnologías novedosas y altamente productivas. La teoría económica, probada por la experiencia, siempre ha sostenido que los monopolios son un veneno para la eficiencia y el crecimiento de una economía, de manera que las reformas recientes son absolutamente necesarias para nuestro crecimiento futuro.

Tenemos la industria eléctrica que tendrá que crecer fuertemente en los próximos años, porque ya tiene un mercado cuyo gran tamaño y necesidades requerirán de acciones e inversiones para adecuarse a él; y en ello habrá, por necesidad, empresas con tecnologías y experiencias internacionales, que servirán mucho a México y a los mexicanos.

Se especula, por ejemplo que pronto el costo de la energía bajará diametralmente y, por supuesto, basará su generación en las nuevas fuentes descubiertas de gas en el país que solo tenemos que desarrollar y aplicar hidrocarburo tan barato para producir la energía eléctrica que necesitamos.

En la actualidad producimos electricidad con la quema de combustóleo, que es caro, genera humos sucios y contaminantes y tiene altos costos de transporte, cuando podríamos ahora utilizar el gas de nuevas y comprobadas fuentes.

Otro de los elementos que cambiará mucho nuestra realidad energética es que ya no necesitaremos del gran monopolio que en su momento histórico tuvimos que constituir para defendernos de la reinante y peligrosa realidad que enfrentaba un México rural, chico en población, e insuficientemente educada.

Para empezar, soltamos los amarres que no nos permitían actuar y con las nuevas leyes que nos hemos dado, podremos actuar y defendernos con eficacia de las ambiciones de los abusivos de adentro y de los de afuera de nuestras fronteras.

No tenemos por qué temer el futuro. No estamos como el niño que por proteger los dulces de su piñata no se atreve a comer uno por temor a que le quiten los que con tanto ahínco abraza y defiende de los demás.

En el tema del petróleo crudo también tendremos seguridad y leyes que nosotros mismos nos hemos dado y que nos defenderán.

Tenemos que estar conscientes que en petróleo y gas, estamos rodeados de fuentes de los mismos energéticos que nuestros vecinos también tienen y en abundancia.

(*) Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A.C.
@acanovelez

avatar cano para blog

Alto crecimiento en Estados Unidos y su reflejo en la economía mexicana por la creciente importancia de la industria automotriz

Jesús Alberto Cano Vélez(*)

 

Ha habido buenas noticias económicas en los últimos días: Por un lado, el informe del crecimiento de EE. UU., en el 2º trimestre, que acaba de concluir, con 4% en base anual, muy por arriba de lo esperado, y viniendo después de la caída (-2.1%) registrada en el trimestre anterior.automotriz-economia

Papel importante ha desempeñado la industria automotriz en México, que se ha desarrollado cercanamente al mercado norteamericano.
Por ejemplo, se ha diversificado y ha venido produciendo fuerte, principalmente para exportar. Además, han surgido noticias recientemente de otras empresas automotrices, que se programan para producir desde México, por los avances del país en ese sector y por su cercanía al inmenso mercado norteamericano.

Por su parte, la Industria de Autopartes, que ha sido un gran éxito desde décadas pasadas, no es ensambladora sino productora de componentes de automóviles, algunos para los ensamblados en México, y parte también para exportar.

Evidentemente el segmento automotriz de ensamblaje mexicano, se ubica dentro del “top 10 mundial”, cuyo crecimiento se explica, entre otros factores, por el desarrollo que se dio, de “una red de proveeduría eficiente”.

La industria de autopartes está integrada por empresas que fabrican partes y componentes para las ensambladoras de vehículos; para los mercados de equipo original y para los de repuesto y refacciones. Por su especialización, definida por el desarrollo tecnológico del producto y por su función dentro de la cadena de suministro, las autopartes se agrupan en tres grupos de proveedores:
Los del Primer Nivel, de la parte alta de la cadena, que requiere trato directo con las ensambladoras, que proveen los sistemas complejos terminados y módulos ensamblados, listos para su montaje final. Son integradoras de sistemas más simples que forman partes de uno más sofisticado.
Los del Segundo nivel son los abastecedores de los del primer nivel. Fabrican componentes menores y sub ensamblajes que después son integrados a sistemas o módulos completos, como partes forjadas, estampadas, filtros de aire, molduras, juntas, y mangueras, entre otros.
Finalmente, los del Tercer Nivel producen insumos o materiales para proveer a los del segundo nivel, como pinturas, tornillos, algunos plásticos y textiles, entre otros.

De hecho, la industria de autopartes, ha tenido en México un desarrollo paralelo al del ensamblador para acortar su cadena de suministros, por lo que sus proveedores inmediatos se han establecido cerca de las plantas ensambladoras, para acortar tiempos, costos de entrega y de inventarios: (just in time). De hecho, han crecido simultáneamente con el crecimiento de la industria automotriz.

Actualmente, existen más de 1,200 productoras de autopartes en el país, según investigación de Fausto Barajas.

* * *

Por su parte, el dólar norteamericano se fortaleció hacia el cierre del mes pasado, como consecuencia de (1) las expectativas de un pronto ajuste a la política monetaria del Banco Central de Reservas, de ponerle fin a la compra de activos, ahora que su economía parece haberse recuperado; y (2) por la decidida reacción de EE.UU., a la problemática deuda Argentina.

De ahí, el peso mexicano se debilitó hacia el cierre de julio como consecuencia del fortalecimiento del dólar por los dos acontecimientos mencionados. La paridad del dólar frente a la moneda mexicana tuvo una depreciación de 1.68%, equivalente a 22 centavos en torno a 12.90, en que su cotización interbancaria acabó en julio, en 13.20.

Revela el temor del mercado respecto de en cuánto tiempo se reflejará el reciente fortalecimiento de su economía en su política económica, y la probabilidad de que las bajas tasas de interés se elevan relativamente pronto, fortaleciendo al dólar.

También entra en consideración la reacción del gobierno argentino, que liderado por su presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, que ha asumido una respuesta dura y altamente crítica de Estados Unidos, en esta segunda ocasión de crisis de deuda, en poco más de una década. Acusó a EE. UU., de “bloquear su pago de deuda.”

Aunque los analistas financieros consideran que es poco probable que se contamine a Latino América, y menos a México, las primas por coberturas de riesgo han aumentado en nuestro país 15%, Perú y Brasil 13%, y Colombia 12%. Lo importante es que ahora no se percibe que haya una reacción negativa global al problema, a diferencia de los “efectos “tequila” y “tango” del pasado.

(*) Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A. C.
@acanovelez

avatar cano para blog

Reunión del Consejo Directivo Nacional – FCERM

IMG_1473En la reunión del Consejo Directivo Nacional de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana celebrada en la Casa del Economista, nuestro Presidente Jesús Alberto Cano Vélez presentó el informe anual de actividades de la Federación, en presencia de los representantes de los diferentes colegios federados.

Durante la reunón se acordó la aprobación de la convocatoria para la elección del nuevo Consejo Directivo Nacional 2014-2016 a realizarse próximamente, de acuerdo con los estatutos de cada Colegio integrante de la Federación.

Se definieron también los pormenores de la organización del Congreso Nacional de Economistas 2014, a realizarse en septiembre del año en curso.

De parte de la Presidencia de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana agradecemos la presencia y participación de todos los colegas representantes de los Colegios que integran nuestra federación.

IMG_1400

Se recalcularon las expectativas económicas mundiales por contracción del PIB de EUA, en el primer trimestre de 2014

Por: Jesús Alberto Cano Vélez (*)

Ha avanzado mucho la promulgación de las leyes secundarias, relacionadas con las reformas constitucionales de 2013, en las Cámaras Legislativas Federales -el Senado de la República y la Cámara de Diputados- así como en la clara mayoría de las legislaturas estatales, como lo requiere una reforma constitucional. Por lo tanto, se acerca el final del camino trazado.

Pero todavía faltan las últimas leyes por debatirse y por aprobarse. Es decir: las leyes relacionadas con la Reforma Energética. Es tan complejo el proceso, que se ha requerido hacer paquetes de las leyes que rigen todos los aspectos de las reformas constitucionales.

Las energéticas ya pasaron su etapa federal en el Senado y ahora “le corresponde a la Cámara de Diputados hacer lo propio”, como dijo el Presidente de la República, activo promotor del proceso de reformas tan urgidas a México, para salir de ésta época de lento crecimiento.

No olvidemos que a partir de 1982, se modificaron las tasas de crecimiento que durante medio siglo nos permitieron lograr crecimientos anuales de 6% en el PIB. Desde entonces hasta la fecha, el aumento promedio anual ha sido ligeramente inferior al 2% ¡durante 30 años!, un período en el que nos retrasamos como nunca antes.

El mundo está atento ahora a lo que hacemos. Nos analiza; nos juzga y hasta parece que hace sus quinielas sobre nuestras posibilidades de lograr las metas de crecimiento que nos hemos trazado.

1063PORTADA1.jpg Producción ABCD. -1063PORTADA1.jpg de Externa ABC

La semana pasada el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo en 0.3 puntos porcentuales la previsión de crecimiento del PIB mexicano para 2014: a 2.4% en vez del 2.7% que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ahora estima para el cierre del año en curso. Todos habíamos iniciado con la cifra de 3% para 2014. Pero la evolución vivida en la primera mitad del año, con una contracción del PIB en el primer trimestre, de – 2.9% en Estados Unidos, ha llevado al FMI a recalcular las posibilidades de todos los países.

Ahora toda la zona Euro la proyectan en un rango entre 1% y 0.2% o, excepto Alemania 1.9%; Brasil en 1.3%; el PIB mundial en 3.4% en vez de 3.7%; China en 7.4% en vez de 7.6%, y Estados Unidos 1.7% en vez de 2.8%.

Esas son ahora sus estimaciones más realistas para todos los países. El Subdirector del Departamento de Estudios del organismo multilateral, Gian Maria Milesi-Ferreti, también mantuvo para México su proyección original para el 2015, de 3.5%.

Luego, en conferencia de prensa sobre la “Actualización de las Perspectivas de la Economía Mundial, el FMI señaló que el primer semestre fue débil debido a que la economía de EE. UU., se contrajo 2.9% en el primer trimestre, de ahí el ajuste magno para ese país de 2.8% a 1.7% para el año.

También dijo que las perspectivas para la economía mexicana habían mejorado mucho por “las ambiciosas reformas estructurales, cuyo efecto no será directo ni inmediato en la economía… los efectos más prácticos se verán dentro de unos años,” concluyó. Estimó que México tendrá una tasa de crecimiento más elevada en el mediano plazo, que lo que veremos para los próximos dos años.

Finalmente, se refirió al que llamó el “crecimiento potencial” de México, que lo estima conservadoramente entre 4% y 5%.

Por último, Olivier Blanchard, Consejero Económico y Director del Departamento de Investigación del FMI, aventuró que “por no haber atendido a tiempo sus problemas estructurales, ahora muchos países deberán hacer reformas en un ambiente cambiante, debido a la normalización de la política monetaria de Estados Unidos, cuyas implicaciones serán para todo el mundo.”

avatar cano para blog(*) Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A.C. @acanovelez

Países aplican políticas de promoción ante contexto mundial de lento crecimiento

Jesús Alberto Cano Vélez (*)

inversionista3-ee_12

El mundo occidental está pasando tiempos de lento crecimiento desde 2007, y algunos países instrumentan políticas micro o macroeconómicas para promover crecimiento económico y generación de empleos. Solo algunas naciones, China e India, siguen con altos crecimientos, si bien inferiores a los experimentados en las décadas pasadas. Y en contraste, algunos europeos viven al borde de la deflación.

México ha vivido otro historial y otros ritmos históricos de crecimiento, a los que aspira de nuevo, dados los largos años de éxito económico. Por tanto, en su búsqueda el Ejecutivo ha promovido, conjuntamente con las legislaturas federales, una serie de reformas estructurales, de gran fondo, esencialmente microeconómicas, para fortalecer la competitividad de la planta productiva nacional, y otras medidas macroeconómicas, para en conjunto elevar los ritmos de crecimiento heredado de 2% anual en los últimos 30 años, y pasar a ritmos más dinámicos.

La pregunta ahora es para los países: ¿Cómo salir de la desaceleración en el crecimiento y recuperar el dinamismo que dominó durante tantos años en el mundo?

Ahí México tiene una historia de éxito; pero evidentemente han cambiado muchas cosas, muchas relaciones. Es otro el México que ahora vivimos, y también es otro el contexto mundial que nos rodea y condiciona.

En cuanto a nuestro país, ya estamos concluyendo el primer paso: Las reformas estructurales en varios sectores de la actividad económica nacional que están por entrar en operación, y en las que tenemos retos importantes por delante.

Además de las reformas estructurales, el Gobierno Federal ha tomado medidas para atender actividades que requieren atención, como ampliar el crédito para la vivienda, a través de nuevos instrumentos. El INFONAVIT, por ejemplo, con tasas fijas en pesos, plazos largos y mayores cantidades, para apoyar a familias con ingresos superiores a los 5 salarios mínimos; y para los de aún menores ingresos, la CONAVI (Comisión Nacional de Vivienda) que podrá subsidiar el arrendamiento de viviendas.

Por su parte, la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) colocará 74 mil millones de pesos en crédito directo e inducido, aumentando su financiamiento 27% para apoyar la construcción de viviendas que necesitan las nuevas familias, y que habían quedado sin cumplirse por la crisis de las vivienderas que operaban anteriormente.
Para ese fin la SHF promovió el desarrollo de mayores líneas de crédito sindicadas, triplicando los recursos al pasar de 6,000 millones de pesos a 18,000 millones durante el último trimestre de 2013.

Ahora la dinámica del sector vivienda se refleja en que para mayo del año en curso, la generación de puestos de trabajo en la industria de la construcción de viviendas creció a una tasa anual de 6.5%, mientras que el empleo en la economía en su conjunto aumentó a un ritmo anual de 3.2%, y viene creciendo porque en junio pasado el empleo en la construcción de viviendas subió 7.0% comparado con el 3.5% de la economía en su conjunto.

De ahí las medidas necesarias para contrarrestar el débil mercado interno; y el bajo poder adquisitivo de los salarios de alrededor del 60% de la población, que se encuentra en una situación de marginación por el bajo ingreso económico que reciben.

Por su parte Estados Unidos está en proceso de implementar medidas monetarias, a través de inyecciones de dinero por su Banco Central de Reserva a tasas bajas de interés, para inducir mayor crecimiento y empleo, pero su Gobernadora declaró recientemente a su Senado la intención de iniciar en 2015 la gradual elevación de esas tasas y/o la absorción de la liquidez inyectada; situación que podría perjudicar a la economía mexicana, que con las reformas estructurales se proyecta que responda bien.

No obstante ello, dos sectores de la economía mexicana han venido creciendo con dinamismo, estos son: la fabricación automotriz, que ocupa la posición cuarta entre los grandes productores de vehículos en el mundo y hay creciente interés de nuevos armadores de instalarse en México para que se ensamblen sus vehículos, dada nuestra ubicación geográfica, los acuerdos comerciales logrados y la gran fuerza laboral de que goza.

Otro sector exitoso mexicano es el de la producción de cerveza, cuyas ventas externas batieron record en 2013, situándose como el primer exportador mundial de cerveza, por cuarto año consecutivo. Su más cercano competidor es Holanda, seguido por Bélgica. Y sigue siendo que México es el primer proveedor de cerveza a Estados Unidos, Australia, Chile, Guatemala, Argentina, y Nueva Zelanda.

(*) Presidente de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, A.C.
@acanovelez

avatar cano para blog
 

 

 

FE DE ERRATAS

En el artículo pasado, decía:
“El PRD y el grupo parlamentario en la Cámara, apoyará leyes reglamentarias que acoten la influencia de los monopolios, que fomenten competencia en los servicios, impulsen infraestructura en el sector y un órgano regulador fuerte; que promuevan concesiones sociales e impongan límites a la propiedad cruzada. . .

De la cual estoy totalmente de acuerdo. Todas esas posibilidades se encuentran en riesgo frente al temor y las actitudes conservadoras del gobierno y los Partidos que respaldan las leyes secundarias”, sostuvo el diputado Miguel Alonso Raya, con lo que no estoy totalmente de acuerdo de esto último.

Lo correcto era que la idea se expresara solo en un párrafo

En el artículo pasado, decía:
Por qué, porque impactó mucho la propuesta en dicha reforma de eliminar todo costo en la larga distancia; servicio que anualmente genera poco más de 20 mil millones de dólares de ingreso a las compañías telefónicas, mismos que pagan los usuarios, cuando la tecnología instalada ahora no distingue entre enviar señales por la vía electrónica a diversas distancias y es eso verdadero ahorro para las familias mexicanas.

Lo correcto es: 20 mil millones de pesos